Examen tal como acordado

Dado el receso académico de mañana miércoles 13 de mayo, no estaremos reuniendo clases CISO 3122 de LW.

No obstante, el examen continua para el dis previamente acordado, 18 de mayo. El bosquejo o guía de estudio ha sido levemente modificando atendiendo el hecho de qué últimos temas de bosquejo no serán discutidos en clase. Pero las lecturas requeridas de toda maneras vendrán en examen.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Atención

Estimados estudiantes de CISO, tienen nueva tarea, lecturas y guía de estudio para examen final en su página de tareas. FAVOR DE COTEJAR PÁGINA

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

LA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL Y SUS CONSECUENCIAS

 

Toda revolución de carácter social supone una transformación radical, profunda y total de la situación  cultural, política y económica de una sociedad en particular. Dicha transformación significa siempre una ruptura transcendental con el orden y la realidad que existía hasta el momento en la sociedad atravesada por un proceso revolucionario.

 Si bien las grandes transformaciones socio-económicas que se dieron en Europa en la transición del feudalismo al capitalismo como sistema socio-económico desde el siglo XIV se  consideran en si mismas como unas de naturaleza revolucionaria, la revolución capitalista no se ve realmente completada, sino hasta el momento en que entra en escena la industrialización de las sociedades europeas; fenómeno que efectivamente lleva al capital a su siguiente nivel de desarrollo convirtiéndole verdaderamente en un sistema de producción mundial.

La Revolución industrial dio inicio en Inglaterra a mediados del siglo XVIII y significó un cambio radical y profundo no sólo en la manera en que hasta ese momento se llevaba a cabo la producción de mercancías, sino un cambio trascendental en las relaciones sociales de producción. El enriquecimiento y acumulación de capital por parte de la clase empresarial y de los Estados se catapultó a dimensiones nunca jamás imaginadas.

 El capital se abrió de esta manera paso y se convirtió de uno mercantil-comercial a un capital industrial; el mismo, que andando el tiempo, y como consecuencia de las riquezas acumuladas, se convertiría en lo que es hoy, en el gran capital financiero que tanta preeminencia posee en el mundo contemporaneo.

Ciertamente, anterior a la explosión industrial existían fábricas que producían diferentes tipos de mercancías, especialmente en el área textil. No obstante, y de acuerdo a diferentes historiadores, la producción jamás alcanzó el nivel que las nuevas tecnologías iban a lograr al ponérseles al servicio de la producción fabril industrial. Precisamente, el término revolución Industrial se utilizó por historiadores para referirse originalmente al fenómeno de producción fabril que se desarrolló a partir de la introducción y aplicación de la maquinaría en la confección de textiles a nivel industrial, la introducción de la máquina de vapor en este y otros escenarios y el eventual triunfo del sistema de organización tipo fábrica para la elaboración de mercancías.

 En efecto, la aparición de las máquinas, herramientas movidas por una fuente de  energía alterna a la fuerza humana, marcó el comienzo de las transformaciones de carácter radical que se dieron en la forma en que se producían mercancías hasta el momento. La fabricación a través del uso de maquinarias creó las condiciones para la producción y el consumo en masa, característicos de la época actual. Este fenómeno inició la organización de las fábricas como se le conoce hoy día y dio origen además a la clase obrera moderna, mejor conocido a partir de los escritos de Karl Marx, como proletariado.

Con la incorporación de la maquinaria en al ámbito fabril se aumentó significativamente la cantidad de mercancías a producirse, a la misma vez que se disminuyó también de manera significativa el tiempo que se tomaba producir dichas mercancías. La producción mediante el uso intensivo de maquinaría no solamente aceleró la producción, sino que transformó la producción misma, especialmente en lo que a la organización del trabajo en el contexto fabril se refiere, ya que disminuyó dramáticamente el trabajo manual, substituyéndole por el la fuerza y trabajo de la máquina, lo cual dio paso a la llamada línea de producción y la producción en masa o en serie.  La máquina permitió la eliminación de ciertas tareas realizadas por manos diestras o por trabajadores artesanales, permitió también la simplificación de tareas complejas en varias operaciones simples que cualquier obrero poco diestro podía realizar. Ello produjo a su vez una reducción significativa de los costos en producción y permitió elevar la producción y las ganancias de los propietarios de las fábricas.

 En segundo lugar, pero no menos importante, esta  la introducción y aplicación de la maquinaria o motores movidos por vapor al campo de la transportación, tanto en el ámbito de lo terrestre como en lo marítimo, tuvo una repercusión trascendental inmediata, tanto en los procesos de la transportación y comercialización de las mercancías producidas en masa en las fábricas, como también significó un cambio radical a nivel socio-cultural en la vida de los ciudadanos de la sociedad industrial. Para la misma época, la electricidad también comenzó a utilizarse con fines industriales. Los estudios científicos, estimulados por los gobiernos en las universidades y financiados por las empresas, lograron obtener algunas materias con procedimientos químicos realizados en los laboratorios. Estos nuevos productos, como el caucho y el salitre sintético, abrieron un campo ilimitado al desarrollo científico y tecnológico.

 

Por otra parte, los trenes se convirtieron en la súper empresa del siglo  XIX y el automóvil se convirtió en la súper empresa del siglo XX. Ambos vehículos forman parte de los procesos comerciales-industriales que se generaron a partir de la revolución industrial.

 El nuevo sistema industrial exigió además  un cambio radical en el mundo de las finanzas y del llamado capital financiero. Las antiguas sociedades integradas con capitales familiares fueron cediendo ante la aparición de las grandes sociedades anónimas, indispensables para costear los gastos que demandaban la fabricación de las máquinas,  la construcción de  ferrocarriles y la producción de nuevas y más mercancías en diversos renglones, incluyendo el renglón de las armas y equipo bélico.

La gran acumulación de capital promovida por estos procesos dio paso al nacimiento de  los grandes bancos internacionales y la industria financiera. El surgimiento del crédito bancario dio paso a su vez el que los empresarios emprendieran obras y proyectos cada vez más costosas y más rentables.

El capitalismo, como sistema económico se fue así afianzando paulatinamente a lo largo del Siglo XIX, bajo el control de los empresarios capitalistas y el mundo de las finanzas.

 

Relaciones de producción, organización del trabajo y los problemas sociales

Como suele suceder en toda revolución en el orden socio-económico,  las transformaciones económicas que originadas por la Revolución Industrial alteraron de forma profunda las estructuras sociales vigentes y en especial las relaciones de producción y la organización del trabajo, así como la vida en general de las personas.

En las zonas rurales, los campesinos comenzaron un proceso de desvinculación de sus señores feudales,  convirtiéndose paulatinamente en trabajadores por jornal cuyo trabajo se retribuyó con un salario. En las ciudades, el artesano que trabajaba en su propio taller se trasladó a las fábricas en calidad de obrero asalariado. Gradualmente muchas personas pasaron a depender de los empresarios propietarios de las fábricas en las zonas urbanas, surgiendo así tanto la clase trabajadora u obrera, como también los diversos problemas asociados las nuevas relaciones de producción y las condiciones de vida de la clase obrera. Por ejemplo, el éxodo rural hacia la ciudad y las fábricas generaron múltiples problemas: hacinamiento, gran mortalidad infantil, entre otros.  

 

La clase trabajadora  concentrada en las zonas urbanas alrededor de las zonas industrializadas de las ciudades das se encontró sometida duras condiciones laborales y de vida. El trabajo se realizaba en jornadas superiores a las 15 horas diarias en fábricas donde los trabajadores no tenían facilidades algunas y muy poco o ningún descanso. Muchas fábricas contrataban además, a  mujeres y niños. El trabajo era también inseguro, ya que la contratación del obrero se daba muchas veces diariamente.. Tampoco existían leyes de previsión social ni sobre seguros para el  trabajador.

 Durante esta época, el Estado consideraba que toda intervención del gobierno para solucionar los problemas surgidos entre el capital y el trabajo era perjudicial e injusta, porque se debía, sobretodo, la libertad de los individuos.

Aunque en Inglaterra, en 1802, se prohibieron los horarios que excedieran las 12 horas, y en 1819 el trabajo de niños menores de 10 años, solamente a mediados del siglo los gobiernos publicaron las primeras leyes sociales favorables a los obreros. Estas disposiciones fueron resultado de la presión de algunos intelectuales cuyos escritos despertaron un sentimiento humanitario, y de los movimientos organizados de los trabajadores. Las primeras fueron las diversas corrientes del “socialismo utópico”. Entre sus exponentes se destacaron : Saint-Simon, Fourier, Proudhon, Owen.

 Todo esto causo una reacción violenta por parte del sector obrero ante la situación,  lo cual dio paso, por una parte al surgimiento de sindicatos y uniones de trabajadores con el fin de resistir a la clase empresarial y búsqueda de mejores condiciones laborales, como también a toda clase de manifestaciones y huelgas.

 Nuevas doctrinas socio-políticas y económicas producto de las nuevas condiciones socio-económicas:

Las nuevas condiciones socio-económicas en las sociedades europeas, especialmente el hecho de la explotación  descarnada de la clase obrera por parte del capital, así como las grandes desigualdades socio-económicas producidas por el sistema, crearon las condiciones para el florecimiento  de nuevos movimientos económico-sociales e ideas que buscaban cambios sociales en busca de una sociedad más justa y equitativa. Surgen así diversas versiones del socialismo.  

 Primeras versiones del socialismo:

Entrado el siglo XIX el capitalismo industrial se había consolidado tanto en los países europeos como en EEUU. Igualmente las nuevas relaciones de producción, la nueva clase socio-económica obrera y la burguesía industrial dominaban la escena del conflicto.  La nueva clase obrera promovió una gran cantidad de movimientos sociales en varios países de Europa, entre los que se destacan la Revolución de 1848 y la Comuna de París de 1871, ambos en Francia.

Como consecuencia del auge del capitalismo nace el socialismo, una ideología política que atacaba los fundamentos del capitalismo como doctrina económica y social. Los representantes más importantes de esta nueva doctrina social fueron Robert Owen, en Inglaterra y Saint-Simón, Charles Fourier y Blanc, en Francia. Su ánimo general fue la filantropía, tratar de dar solución a la “cuestión social” a través de fábricas colectivas, talleres nacionales y falansterios o “comunidades socialistas”. Los socialistas utópicos no constituían pensadores de tendencias homogéneas, sino que eran animados por su buena voluntad individual, lo que explica en parte el fracaso de sus intentos.

 El socialismo científico o marxismo:

A diferencia de los primeros socialistas, Karl Marx y su amigo, Friedrich Engels se dieron a la tarea de analizar (científicamente) el origen de la problemática socio-económica y proyectar consecuencias a largo plazo de ella, elaborando una teoría socio-económica y política. Andando el tiempo a las ideas producidas y promovidas por estos dos pensadores (especialmente por Marx) se le da el nombre de Marxismo-Comunismo.  

Algunos de los textos más importantes del socialismo científico son los siguientes;  Principios del comunismo(1847), escrito por Federico Engels, el Manifiesto del Partido Comunista (1848) escrito por Federico Engels y Carlos Marx, y la obra magistral de Carlos Marx, Das Capital (1867-1895). En este último Marx sostiene que la base y motor del desarrollo histórico es la economía (infraestructura) y que es complementada con el aparato jurídico-cultural (superestructura) que contribuye a consolidar un determinado sistema productivo.

Carlos Marx planteaba, entre otras cosas lo siguiente:

a) El derrocamiento revolucionario (violento) de la burguesía; b) la abolición o desaparición de esta clase; c)  la creación de una nueva sociedad que no tuviera ni clases sociales ni propiedad privada, sino que la propiedad fuese común a todos; d) la llamada dictadura del proletariado al mando de un nuevo Estado socialista que dirigirá la revolución.  

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

¿Qué es el neoliberalismo?

Neoliberalismo es uno de los nombres que se usa para describir una ideología económica. También se puede llamar capitalismo corporativo, globalización corporativa, globalización, y hasta la economía suicida.. Esta ideología es la que actualmente domina las políticas de la economía global. Aquí hay una explicación breve de cómo se creó el neoliberalismo, cómo llegó a dominar el mundo económico, cómo el neoliberalismo afecta a los pueblos del mundo, cuáles son las “patas” que sostienen a este monstruo, y finalmente, qué otras formas hay de estructurar las economías.

La historia del neoliberalismo

El neoliberalismo no siempre ha existido. De hecho, es un sistema bastante joven-sólo se convirtió en la ideología económica dominante hace unos veinticinco o treinta años. El sistema anterior, que duró aproximadamente desde finales de los años 1930 hasta finales de los 70, fue formado en gran parte por las ideas del economista inglés John Maynard Keynes, y por su influencia se llama el “Keynesianismo”. Sin dejar de ser capitalista, Keynes decía que el Estado debería de tomar un papel activo en el manejo de la economía de su país. En el Keynsianismo, el Estado imponía reglas y supervisaba el mercado para dirigir la economía hacia las prioridades que determinaba. No intentaba suplantar el mercado; más bien lo regulaba. Por ejemplo, los Estados podían requerir que una parte de las ganancias de los inversionistas extranjeros se volvieran a invertir en el país; o imponer aranceles a productos extranjeros para proteger a productores nacionales; o podían intervenir en sus mercados nacionales para promover objetivos públicos. En conclusión: en el Keynesianismo, el mercado estaba subordinado al poder del Estado.

Pero mientras dominaba el Keynsianismo en la economía global, otro economista muy influyente, Milton Friedman, proponía un modelo económico basado en principios prácticamente opuestos a los de Keynes-un modelo que forma la base de lo que ahora se llama el neoliberalismo. Friedman propuso que el Estado no interviniera casi nada en la economía nacional-es decir, que el control de la economía estuviera en manos del capital privado y ya no en manos del Estado. Criticaba los gobiernos nacionales por sus burocracias enormes e ineficientes que impedían el funcionamiento óptimo del mercado. Como asesor a los Presidentes de los EUA Richard Nixon y Ronald Reagan, llegó a tener una influencia decisiva sobre la estructuración de la economía global. Este último, acompañado por su contrapartida Margaret Thatcher, Primera Ministra del Reino Unido, empezó a aplicar las teorías económicas de Friedman a la práctica. Con el objetivo de permitir a las corporaciones e inversionistas operar libremente para maximizar sus ganancias en cualquier parte del mundo, estos dos mandatorios promovieron políticas de comercio libre, desregulación, privatización de empresas públicas, baja inflación, el movimiento libre de capital, y presupuestos equilibrados (se gasta lo que se recauda en impuestos).

El neoliberalismo llegó con fuerza a los países del sur con la crisis financiera de 1982 en México, en que ese país declaró a sus acreedores internacionales (incluyendo el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional) que ya no podía pagar sus deudas. (Para más información sobre la evolución de la crisis de la deuda en el Sur, vea La Deuda Externa.) Aprovechándose de la posición vulnerable de muchos países del Sur, el FMI y el Banco Mundial empezaron durante los 80 a obligar a los países pobres a hacer grandes cambios en las estructuras de sus economías. Estos cambios se llaman políticas de ajuste estructural y han traído consecuencias profundamente perjudiciales para millones de personas en los países afectados.

El futuro del neoliberalismo

El neoliberalismo sigue siendo la ideología dominante en los gobiernos de muchos países, tanto ricos como pobres; en las corporaciones transnacionales; y en organizaciones multilaterales como el Banco Mundial, el FMI, y la Organización Mundial del Comercio. Pero como todas las otras ideologías, también ésta tendrá su fin-y millones de personas en todo el mundo luchan y trabajan para lograrlo. En 1999, entre 50,000 y 100,000 personas se manifestaron en la ciudad de Seattle, en los EUA, contra la OMC. Otras manifestaciones masivas en contra de las instituciones neoliberales se organizaron en las ciudades de Praga, República Checa, en el 2000 y en Washington, Ciudad Quebec, Canadá, y Génova, Italia, en el 2001. Millones de personas más que no pudieron estar en esas manifestaciones están trabajando para entender y explicar los principios destructivos del sistema neoliberal; y para proponer y construir formas económicas alternativas, en las que el mercado está subordinado a los derechos humanos, la justicia para todos y todas, la democracia, y la sustentabilidad medioambiental.

Explora más

Las políticas neoliberales: la desregulación, la privatización

Fuentes:

Para más información:

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Conceptos Básicos de La Ciencia Económica

Actividad Económica: Actividades que tienden a incrementar la capacidad productiva de bienes y servicios de una economía, para satisfacer las necesidades humanas en un período de tiempo (Términos Económicos de Uso Habitual. Ed. Universitaria).

Actividad Productiva: Proceso mediante el cual la actividad humana transforma insumos tales como materias primas, recursos naturales y otros, con el fin de proporcionar aquellos bienes y servicios requeridos para vivir. En un sentido restringido, la expresión se refiere a las actividades industriales y extractivas (entre estas últimas, fundamentalmente la agricultura, la minería, la silvicultura y la pesca). En un sentido más amplio, abarca todas las actividades que contribuyen al producto nacional, incluyendo actividades comerciales, financieras, de servicios y otras (César Sepúlveda L. Definición adaptada del Diccionario de Términos Económicos).

Agente Económico: Unidad básica donde se generan y toman decisiones con respecto a la actividad económica. Un agente puede ser una persona, una empresa o cualquier organización que realice actividades económicas. Los agentes económicos típicos mencionados en la teoría económica son las personas o familias, en su papel de consumidores de bienes y servicios y como oferentes de mano de obra; las empresas como demandantes de trabajo y oferentes de bienes o servicios; y por último, el Estado (Términos Económicos de Uso Habitual. Ed. Universitaria).

Asignación de recursos: Dado que los recursos económicos disponibles en cualquier sociedad son escasos en relación a las múltiples necesidades que se deben satisfacer con ellos, es necesario determinar en qué cantidades y a qué usos se van a destinar los distintos factores productivos. La asignación de recursos consiste en resolver qué empleo se les dará a los distintos factores de la producción y qué cantidades de ellos se utilizarán en las distintas actividades (César Sepúlveda L. Definición adaptada del Diccionario de Términos Económicos).

Bien: Este concepto, de acuerdo a la Ciencia Económica, es muy amplio. En términos teóricos se refiere a cualquier cosa, tangible o intangible, que satisfaga alguna necesidad o que contribuya al bienestar de los individuos. En otras palabras, es todo aquello que reporta alguna utilidad o satisfacción al individuo (Términos Económicos de Uso Habitual. Ed. Universitaria).

Capital: En teoría económica, es uno de los factores de la producción y comprende el conjunto de bienes materiales que, habiendo sido creados por las personas, son utilizados para producir otros bienes o servicios. Dos características importantes del capital son que su creación involucra un costo, porque es necesario utilizar recursos que podrían destinarse al consumo; y que su aplicación al proceso de producción incrementa la productividad de los otros factores productivos, tales como el trabajo y la tierra (César Sepúlveda L. Definición adaptada del Diccionario de Términos Económicos).

Capitalismo: Sistema económico basado en la propiedad privada de los medios de producción. Las decisiones son tomadas descentralizadamente por los agentes económicos. La asignación de los recursos productivos se realiza libremente, a través de la operación de un mercado libre en que los precios responden a las fuerzas de oferta y demanda (Términos Económicos de Uso Habitual. Ed. Universitaria).

Capital humano: Conjunto de conocimientos, entrenamiento y habilidades poseídos por las personas, que las capacita para realizar labores productivas con distintos grados de complejidad y especialización. Al igual que la creación del capital físico, la acumulación de capital humano requiere de un período de tiempo para que las personas puedan adquirir ciertas destrezas, permitiéndoles incrementar sus ingresos. La inversión de capital humano se realiza a través de los gastos en educación, especialización laboral, nutrición y salud (César Sepúlveda L. Definición adaptada del Diccionario de Términos Económicos).

Demanda: Cantidad máxima de un bien o servicio que un individuo o grupo de personas está dispuesto a adquirir a un determinado precio. Refleja la voluntad y capacidad económica de adquirir un determinado bien por parte de todas las personas que manifiestan una necesidad capaz de ser satisfecha por el consumo del bien referido (César Sepúlveda L. Definición adaptada del Diccionario de Términos Económicos).

Distribución: Forma en que se reparte el ingreso nacional o la riqueza de una sociedad entre los factores de la producción o entre las personas (César Sepúlveda L. Definición adaptada del Diccionario de Términos Económicos).

Distribución del ingreso: Manera en que se reparte el ingreso total de una sociedad. Cuando el reparto tiene lugar entre los factores de la producción, se habla de distribución funcional del ingreso y adopta la forma de beneficios, rentas, intereses y salarios (Términos Económicos de Uso Habitual. Ed. Universitaria).

Empresa: En economía, agente económico o unidad autónoma de control y decisión, que al utilizar insumos o factores productivos los transforma en bienes y servicios o en otros insumos. No se trata de una entidad legal, sino de una organización que tiene objetivos definidos, como el lucro, el bien común o la beneficencia, y para cuya consecución utiliza factores productivos, produciendo bienes y servicios (César Sepúlveda L. Definición adaptada del Diccionario de Términos Económicos).

Escasez: Surge de la interrelación entre las necesidades humanas y los recursos disponibles para satisfacerlas. Si las necesidades del ser humano por consumir bienes y servicios exceden la cantidad que la economía puede producir con los recursos disponibles, quedan siempre algunas necesidades insatisfechas. Se puede considerar las necesidades humanas como infinitas; en cambio, los recursos existentes para satisfacerlas son limitados, hecho que genera la situación de escasez. Así, la escasez no es un atributo de un bien o recurso en particular, sino que es reflejo de una situación: la interrelación entre necesidades y recursos (César Sepúlveda L. Definición adaptada del Diccionario de Términos Económicos).

Factor productivo: Es todo recurso requerido para producir bienes y servicios. Los factores productivos se clasifican en varias categorías amplias, a saber: tierra, trabajo, capital y tecnología. A veces se considera como otro factor productivo la capacidad empresarial (César Sepúlveda L. Definición adaptada del Diccionario de Términos Económicos).

Ingreso nacional: Suma de los ingresos percibidos por los factores productivos de los residentes de un país, en un período de tiempo.. Todos los ingresos, tales como salarios, intereses, utilidades no distribuidas de las empresas, etc., están incluidos en el ingreso nacional. Se incluyen también los intereses y dividendos de inversiones en el extranjero de propiedad de residentes, y se excluyen los ingresos pagados a factores que, estando en el país, son propiedad de extranjeros. También se excluyen todos los pagos de transferencias, tales como pensiones de vejez, subsidios de cesantía y de seguridad social, asignaciones familiares, etc. El Ingreso Nacional es igual al valor de todos los bienes y servicios producidos en el país; es decir, es equivalente al Producto Nacional (César Sepúlveda L. Definición adaptada del Diccionario de Términos Económicos).

Intercambio: Transferencia de un bien o servicio a cambio de otro bien o servicio, o a cambio de dinero. Cuando se transan solamente bienes entre sí se denomina trueque. El intercambio por medio de dinero tiene lugar en forma masiva solamente en las economías modernas, en las cuales la división del trabajo se ha hecho extensiva a todas las actividades y existen medios de cambio de uso generalizado. La especialización hace que las personas produzcan mucho de uno o algunos bienes, siendo necesario que los excedentes de producción sean cambiados por dinero para poder adquirir los otros productos que necesitan para vivir (César Sepúlveda L. Definición adaptada del Diccionario de Términos Económicos).

Macroeconomía: La Macroeconomía es la disciplina que estudia el crecimiento y las fluctuaciones de la economía de un país desde una amplia perspectiva, sin considerar demasiados detalles sobre un sector o negocio en particular. Sin embargo, su análisis resulta fundamental para el desempeño de las empresas y para la toma de decisión de los individuos (Larraín, Felipe (2004). Macroeconomía en la práctica).

Mercado: Conjunto de transacciones que se realizan entre los compradores y vendedores de un bien o servicio; vale decir, es el punto de encuentro entre los agentes económicos que actúan como oferentes y demandantes de bienes y servicios. El mercado no necesariamente debe tener una localización geográfica determinada; para que exista es suficiente que oferentes y demandantes puedan ponerse en contacto, aunque estén en lugares físicos distantes. Por lo tanto, el mercado se define en relación a las fuerzas de la oferta y la demanda, constituyéndose en el mecanismo básico de asignación de recursos de las economías capitalistas (César Sepúlveda L. Definición adaptada del Diccionario de Términos Económicos).

Necesidad: Todo aquello que requiere o desea una persona para la conservación de la vida y cuya provisión causa satisfacción. Las necesidades del ser humano son ilimitadas, pues surgen permanentemente a medida que progresa la vida social y material de la sociedad (César Sepúlveda L. Definición adaptada del Diccionario de Términos Económicos).

Oferta: Cantidad máxima de bienes o servicios que un productor está dispuesto a vender en el mercado a un precio dado. Cuanto mayor sea el precio del mercado, mayor será la cantidad ofrecida de bienes y servicios (César Sepúlveda L. Definición adaptada del Diccionario de Términos Económicos).

Producto Interno (o Geográfico) Bruto: Medida del flujo total de bienes y servicios producidos dentro del territorio nacional por residentes o no residentes, durante un período determinado de tiempo (generalmente un año). Todos los bienes y servicios se valoran a los precios de mercado, por lo que el Producto Interno (o Geográfico) Bruto es una medida del esfuerzo económico realizado en todo el territorio nacional, siendo igual al consumo de las personas, el gobierno, la inversión geográfica bruta y las exportaciones netas de bienes y servicios del país (César Sepúlveda L. Definición adaptada del Diccionario de Términos Económicos).

Pobreza: “Las cifras sobre pobreza se estiman aplicando el método del ingreso. Éste considera indigente a la población cuyo ingreso per cápita es inferior al costo de una canasta básica de alimentos que permite satisfacer los requerimientos nutricionales derivados de las recomendaciones internacionales. Se consideran pobres urbanos a quienes viven con un ingreso per cápita de dos veces el valor de la canasta básica de alimentos. En las zonas rurales la línea de pobreza equivale a 1,75 veces el valor de la canasta básica de alimentos.” (Fuente: La pobreza en Chile. Un desafío de equidad e integración social, Informe del Consejo Nacional para la Superación de la Pobreza).

Política económica: Conjunto de medidas que aplica la autoridad económica de un país tendiente a alcanzar ciertos objetivos o a modificar ciertas situaciones, a través de manejos de algunas variables llamadas instrumentos. La definición de la política económica impone a la autoridad la doble tarea de seleccionar y jerarquizar las metas u objetivos y asignar a ellos los instrumentos que permitirán alcanzarlos. Los objetivos de la política económica son conseguir el pleno uso de los recursos, obtener una alta tasa de crecimiento de la economía, mantener un nivel de precios estable, propender al equilibrio externo y lograr una distribución justa del ingreso (Términos Económicos de Uso Habitual. Ed. Universitaria).

Precio: En su acepción económica, representa la relación de intercambio de un bien por otro. En otras palabras, es la medida del valor de cambio de los bienes y servicios (Términos Económicos de Uso Habitual. Ed. Universitaria).

Riqueza: La riqueza económica de una nación está constituida por la reserva total de bienes, servicios, factores productivos y recursos naturales. Vale decir, la riqueza incluye la reserva de casas, maquinarias, caminos, escuelas, tecnología, educación, yacimientos mineros, etc. La riqueza de un individuo es su reserva total de posesiones tangibles e intangibles con un valor de mercado. Ello implica que dicha reserva debe ser intercambiable por dinero o por otros bienes (César Sepúlveda L. Definición adaptada del Diccionario de Términos Económicos).

Trabajo: Factor productivo que consiste en el esfuerzo humano aplicado a la producción de la riqueza. Es el factor productivo básico, pues sin él no es posible subsistir ni satisfacer las necesidades humanas. El trabajo humano describe el conjunto de servicios productivos representados por el esfuerzo físico, las aptitudes y la habilidad intelectual y artística de las personas. Por ello el trabajo es un concepto genérico, que engloba aptitudes y esfuerzos de muy diversa índole. La remuneración de este factor es el salario, el cual se determina en el mercado de trabajo (César Sepúlveda L. Definición adaptada del Diccionario de Términos Económicos).

Tomado de: http://www.educarchile.cl/Portal.Base/Web/VerContenido.aspx?ID=133423

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Favor hacer lectura sobre “Ideología Política”.

La misma aparece justo bajo estas primeras entradas del blog.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Enlace lectura: que es la ciencia politica

Ests son los  enlaces para las  lecturas asignadas en clase
QUE ES LA C. POLITICA?
Y las lecturas en torno al tema de la ECONOMIA
Definición de Economía
Introduccion a la Ciencia Económica:
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario